El singular arte fetichista de Namio Harukawa le dió mucho reconocimiento en Japón y actualmente tiene una sólida base de personas que comparten el gusto por sus obras.

El japonés Namio Harukawa, artista conocido por los dibujos de mujeres dominantes que se sientan en los rostros de hombres débiles y sumisos, falleció la semana pasada a causa de cáncer, llevando consigo una carrera que fue brillante y única. Nacido en Osaka, Japón a finales de la década de los años 40, Hurakawa fue un artista que comenzó su carrera creativa en los años 60’s y 70’s, sin embargo, su trabajo no fue mundialmente conocido hasta inicios de la década de los 2000.

View this post on Instagram

#namioharukawa #namio

A post shared by Namio Harukawa (@artworkbynamio) on

Hurakawa, quien ya contaba con un estilo definido en sus obras, fue constante en su inclinación provocadora, se trataba de mujeres voluminosas con poder sobre hombres delgados y sumisos cuyos rostros se ven perdidos entre la voluptuosidad del cuerpo femenino. La propuesta artística del japonés se dirigió a representar a los hombres, alejados de su naturaleza de sexo dominante, para percibirlos como el objeto de placer ante la mujer, quien parece asfixiar a su compañero sexual sin preocuparse acaso por ello.

Namio Harukawa Artista Japonés Fetichista
Arte de Namio Harukawa

Además, las mujeres representadas se miran elegantes y rompen con este paradigma de la mujer sumisa, subordinada y oprimida. Fue así que Namio Hurakawa se unió a la lista de creadores y personas de distintos sectores que unieron esfuerzos para visibilizar esta violencia social, cultural, física y estructural que las mujeres han sufrido por su paso en la historia, con el fin de comprender, analizar y encontrar soluciones al origen de esta opresión.